A DESCANSAR SE HA DICHO

No olvidemos descansar

Fernando J. Martínez Alderete

Estudiar en el último momento o no dormir la noche antes del examen puede ser contraproducente. Los expertos señalan que un tiempo adecuado de sueño y descanso ayudan a retener más los conocimientos adquiridos. Investigaciones recientes, incluso, sugieren que es posible aprender mientras se duerme. En este artículo se describen por qué la memoria de lo aprendido aumenta en los estudiantes que duermen las horas adecuadas y qué elementos ayudan a que el proceso de trabajo sea óptimo.

El descanso forma parte de un estilo de vida saludable y la forma más natural de descansar es durmiendo, cada una de las personas tienen necesidades diferentes, para algunos dormir cinco o seis horas es suficiente mientras que otros necesitan ocho horas; Pero todo depende si ese tiempo fue reparador o no.

Si nuestro descanso (dormir) no es el suficiente y además renovador, celular puede afectar nuestro sistema inmunológico, nuestra rendimiento intelectual (capacidad de concentración, retención y aprendizaje) dolor de cabeza, alteraciones en el estado de ánimo (irritabilidad, depresión) disminuye nuestro rendimiento físico, obesidad y nos hacemos más propensos a enfermarnos.

Mientras dormimos nuestra energía y nuestro cuerpo se recupera de las actividades  y esfuerzos que realizamos “recargamos nuestra pila”, además nos ayuda a prevenir enfermedades tanto físicas como mentales.

Todo esto nos debe hacer pensar en un remedio y en una cura para luchar contra este nivel de vida de marchas forzadas. Pues bien, en el descanso y la relajación encontramos un remedio eficaz para luchar contra el estrés y el cansancio de la vida diaria.

La mayoría de las veces no le damos importancia a “desconectar” un rato y tomarnos un tiempo para nosotros mismos pero tenemos que darnos cuenta que el descanso es tan necesario para nuestra salud como alimentarse o respirar.

Tenemos que descansar lo suficiente y que el descanso sea de buena calidad, existen diversas técnicas de relajación dentro de las que se incluyen técnicas de respiración para una buena llegada de oxígeno al cerebro, descansar en un lugar sin contaminación acústica ni visual, técnicas para dejar la mente en blanco y echar fuera nuestras preocupaciones, buscar actividades que nos reporten salud y bienestar y para todo esto es necesario sacar un poco de tiempo en el día y así poder reponer cuerpo y mente.

La relajación y el descanso bajaran tu tensión arterial, mejoraran tu humor y te hará sentir mejor con todo lo que eso conlleva.

Resérvate un tiempo en el día para ti, descansa en un ambiente tranquilo, duerme lo necesario y en un colchón de calidad, todo esto hazlo para recuperarte de tu ritmo diario, hazlo por ti, hazlo por tu salud.

Bueno, ahora que ya lo sabemos los invito a realizar pequeñas modificaciones en sus hábitos y así mejorar la calidad de cada día que vivimos.[1]


[1] Fernando José Martínez Alderete: Licenciado en comunicación por la Universidad Iberoamericana León. Originario de León GTO. Escritor, poeta y actor teatral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Radio Passion