sáb. Ago 24th, 2019

¿A jugar o a comer? Por Fernando Martínez Alderete

Por Fernando Martínez Alderete (El Halcón Azul)

¿A jugar o a Comer?

Por Fernando José Martínez Alderete

En estos tiempos en que la vida pasa tan rápido a causa de nuestras actividades de trabajo y las horas se van volando sin darnos la oportunidad de disfrutar los alimentos; en lo primero que muchos pensamos es en comer un emparedado.

Se ha llegado a creer que los famosos Sándwiches pertenecen a la comida denominada chatarra, sin embargo es posible hacer de este tipo de bocadillos algo nutritivo y saludable,  agregándole ingredientes como las verduras o carnes bajas en grasa. Recordemos que comer puede ser una fuente de alegría y gozo; no comemos únicamente para que se nos quite el hambre, sino también por el placer de comer.

En ocasiones los inventos del hombre surgen por casualidad o por diversión,  a veces causando risa. La historia del alimento antes mencionado es un caso particular

El origen de tan popular manjar se remonta al Reino Británico, concretamente a un miembro de la aristocracia inglesa llamado Sir John Montague (1718-1792). Cuarto Conde de Sándwich.

Cuenta la historia que el 24 de noviembre en el año 1762, este noble caballero se encontraba jugando a los naipes (actividad de la cual era adicto) cuando el camarero del club social  Satigny le anunció que su carne estaba servida. Lord Montague, completamente absorto en el juego, increpó al mozo para que le sirviera la carne entre dos rebanadas de pan, de modo que pudiera seguir jugando sin mayores complicaciones, ni pérdida de tiempo limpiándose los dedos y usando cubiertos. “¡Déjenme Jugar,  no me distraigan en comer!” Expresó.

De esta curiosa manera, fue como nació el sabroso sándwich que todos conocemos. A esta forma de preparar los alimentos se le llamó “sándwich”  Si bien el conde Montagnu perdió en los naipes, lord Sándwich se sintió muy satisfecho de este aporte culinario y no dejó de mencionarlo en su testamento como “el mejor legado que dejaba a Inglaterra.”[2]

Es sorprendente hasta donde llega la historia, ya que los actuales herederos del conde de Sándwich tratan de sacar provecho al invento de su antepasado y pretenden ser los proveedores oficiales de sándwiches para la ciudad de Londres.

A lo largo de los años, Gran Bretaña ha sobresalido como uno de los países con mayor consumo de sándwiches. Sus habitantes ingieren al año unos mil trescientos millones de estos.

Es muy cierto que aún en la hora de la comida se puede crear cosas nuevas. Si bien es razonable cuidar  nuestro cuerpo llevando una dieta sana y balanceada, es todavía más importante saber disfrutar lo que ingerimos, pero sobretodo de la vida.


Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Radio Passion
WhatsApp chat