Enigma femenino por Kristell Álvarez Solorzano del programa: “A mi manera”

Descifrando el “enigma” femenino

Kristell Álvarez Solórzano

La mayoría de los hombres siempre dicen que no nos entienden, que las mujeres somos muy complicadas e imposibles de complacer, y nos acusan de tenerlos siempre en vilo porque no saben cómo vamos a reaccionar ante alguna situación, que porque a cómo queremos una cosa, queremos otra, aunque suene a la “chimoltrufia”.

Lo que pasa es que no se ponen en nuestros zapatos, si fueran un poco más sensibles y menos automáticos, se darían cuenta que no es una misión imposible comprendernos.

Las mujeres queremos ser dueñas de nuestra vida, tomar nuestras propias decisiones, ser libres de hacer lo que se nos plazca, mandar sobre nuestro tiempo y espacio. Así nos sentimos plenas para disfrutar el tiempo con nuestra pareja. Por supuesto que con esto no pretendemos insinuar que si tenemos un compromiso o un matrimonio, vamos andar por la vida como solteras, para nada, sólo que no nos comprometimos para amarrarnos, sino para vivir en armonía, amor y libertad junto al hombre que amamos. De esta manera podemos decidir si salimos con nuestras amigas, o nos tomamos la tarde para irnos al cine o al teatro o hacer lo que nos gusta, por supuesto que después de cumplir nuestras responsabilidades. Y esto también lo pueden hacer los hombres, de hecho siempre lo han hecho.

No queremos ser vistas como muñequitas de aparador, pero si sentirnos admiradas por nuestros logros, aunque claro, un halago a nuestro nuevo peinado o a lo linda que lucimos, nunca están de más. Si un hombre lee esto, va a decir que nos contradecimos, pero no es así, está muy fácil la cosa, aclaró la cuestión: nos gusta recibir piropos de nuestra pareja por lo bonita o bella que estamos, pero no sólo por eso, no queremos que sea lo único que importe, eso nos convertiría en muñequitas de vidriería, queremos que también nos reconozcan y admiren por los logros profesionales que alcanzamos, por lo inteligente que somos, por nuestras habilidades y conocimientos… Queremos que amen en el paquete completo, no sólo la envoltura.

Actualmente las mujeres tenemos claro lo que queremos, ya no buscamos que nos mantengan, tenemos la capacidad de sobra para hacerlo; lo que necesitamos junto a nosotras es a un hombre, pero uno de verdad, capaz de no sentirse menos con nuestro éxito sino al contrario orgulloso de tener a una mujer así a su lado. Queremos que nuestra pareja luche, hombro con hombro, junto a nosotras por un mejor futuro. Que sea nuestro compañero, amante, cómplice, pero sobre todo nuestro amigo en todo momento.

Y no por ser independientes, autosuficientes y capaces de resolver nuestros problemas, quiere decir que no deseemos ser cortejadas románticamente, eso es algo diferente, es intrínseco a la conquista, que debe ser siempre, conquistándonos mutuamente durante todo el tiempo, para mantener viva la chispa.

Y por último, algo muy importante, no queremos que nuestra pareja se convierta en nuestro padre, ese lugar ya está muy bien ocupado y, por supuesto, bajo ninguna circunstancia queremos volvernos su madre. No tenemos por qué dar ni pedir permiso, una pareja se forma por dos adultos  que se tienen confianza, volando juntos, amándose en libertad  con respeto y comunicación.

“La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior. Sino del costado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida y junto al corazón para ser amada”

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Radio Passion