Luis Eduardo Aute… será siempre una leyenda. Por Ricky Gómez del Show del amor y la locura.

Luis Eduardo Aute, cantautor español emblemático de la época de la transición de su país a la democracia, murió este sábado 4 de abril a los 76 años.

Aute falleció en un hospital de Madrid, según informó en un comunicado la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España. En su carrera, llegó a componer más de 500 canciones.

Nacido en Filipinas pero de raíces españolas, compuso canciones como “Al alba”, “De alguna manera”, “Las cuatro y diez” y “Sin tu latido”. La primera de estas se convirtió en un himno a los últimos presos políticos fusilados por el franquismo.

Pese a que quería ser pintor, fue la música la que lo hizo finalmente famoso.

El cantante llevaba cuatro años fuera de los escenarios, desde que sufriera un infarto en 2016 que lo dejó en coma durante dos meses.

Desde entonces, su estado de salud era delicado y recibía los cuidados de sus familiares.

Tras la noticia de su muerte, artistas españoles como Alejandro Sanz y Joaquín Sabina le dedicaron unas palabras en Twitter.

El artista español, además de ser reconocido como un gran músico, también destacó como director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta.

“Era la voz más emotiva de la España de la Transición, un fabulador fundamental que, en sí mismo, era una fábula: porque el pintor que nunca se imaginó como músico acabó siendo uno de los cantautores más reconocidos y reconocibles de la música popular española, todo un símbolo de las confesiones sentimentales”, escribió este sábado El País.

Aute nació el 13 de septiembre de 1943 en Manila, Filipinas; su padre era de Barcelona y su madre es una mujer filipina de ascendencia española.

A los 16 años, Aute ya presentaba sus primeras punturas y poemas, sin embargo, fue la música lo que lo consolidó en la escena artística de España.

En 1967, el cantautor publicó su primer disco, Diálogo de Rodrigo y Ximena, y luego publicó 24 canciones breves.

Decepcionado de la industria discográfica, Aute pensó en dejar la música y dedicarse a la pintura; sin embargo, del 1973 a 1976 publicó una exitosa trilogía de discos: RitoEspuma y Sarcófago.

En México, la muerte del artista fue lamentada por la escritora y académica, Beatriz Gutiérrez Müller, quien agradeció el legado artístico que heredó al mundo.

‘Rosas en el mar’

De vuelta del servicio militar, Luis Eduardo Aute entregó a Massiel, quien representara en Eurovisión en 1968, unas canciones que había hecho “por pura curiosidad”. Se trataba de este tema y de ‘Aleluya Nº 1’. La artista madrileña las grabó y fueron no solo un éxito mundial, sino la constatación de que Aute sabía pintar obras maestras sin pinceles.

‘Las cuatro y diez’

Editada en un primer momento como parte del debut de Rosa León, fue en 1973 cuando Aute lanzó uno de sus temas más emblemáticos tras un lustro de retiro: un relato de reencuentro con ese primer amor que no llegó a ser el último, pero que quedó como eterna posibilidad pese a la huella del tiempo.

‘De alguna manera’

Otra de las canciones que se incluyeron en el repertorio de Rosa León y que para sí hubiese querido Joan Manuel Serrat, según reconoció el propio artista catalán. Depurado lamento amoroso, sobre todo en ese verso que se repite como una letanía en voz queda… “De alguna manera tendré que olvidarte”.

‘Al alba’

Probablemente el tema más importante de su carrera. Su éxito fue tal que, “por reiterativo”, llegó a aparcarla durante un tiempo en sus conciertos. Aute la escribió como homenaje a las últimas víctimas fusiladas durante la dictadura franquista y como alegato contra la pena de muerte.

‘Sin tu latido’

En pleno auge del pop ochentero, cosechó un enorme éxito comercial con el álbum ‘Cuerpo a cuerpo’ (1984), que fue disco de oro y recogía esta canción de guitarras callejeras y trasnochadoras sobre el desgarro vital en ausencia del ser amado.

‘Slowly’

Arrancó la década de los 90 con un disco producido por Suso Saiz y titulado como este corte que contó con un videoclip dirigido por Azucena Rodríguez y Carmen Rosado. Por si las compañías no fuesen suficientemente buenas, Christina Rosenvinge le arropó en los coros para seducir en un baile lento.

Podrás escuchar sus éxitos musicales en la programación de Radio Passion Us, seduciendo tus sentidos y también en “En el show del amor y la locura” con Ricky Gómez todos los martes y jueves a las 6 pm hora mexicana.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Radio Passion