Paul MacCartney, no todo ha brillado en su carrera. (Por Ricky Gómez)

  • El primer acercamiento de McCartney con las drogas fue durante sus días con The Beatles en Hamburgo, cuando a menudo utilizaban fenmetrazina para mantenerse con energía mientras actuaban por períodos prolongados.262​ Bob Dylan los introdujo a la marihuana en una habitación de hotel de Nueva York en 1964; McCartney lo recuerda como «alucinando un montón» y «riéndo incontrolablemente».263​ Su consumo del narcótico pronto se volvió habitual, y de acuerdo con Miles, McCartney escribió la línea «another kind of mind» («otra manera de pensar») en «Got to Get You into My Life» específicamente como una referencia al cannabis.264​ Durante el rodaje de Help!, McCartney de vez en cuando fumaba un porro en el coche de camino al estudio, y con frecuencia olvidaba sus líneas.265​ El director Richard Lester llegó a escuchar a dos mujeres físicamente atractivas tratando de persuadir a McCartney de usar heroína, pero él se negó.265​ Introducido a la cocaína por Robert Fraser, McCartney usaba la droga regularmente durante la grabación de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, y durante aproximadamente todo un año, pero se detuvo a causa de su disgusto por la desagradable melancolía que sentía después.266​

    Inicialmente reacio a probar LSD, McCartney finalmente lo hizo a finales de 1966, y tuvo su segundo «viaje» en marzo de 1967, con Lennon, después de una sesión de estudio de Sgt. Pepper.267​ Más tarde se convirtió en el primer Beatle en hablar públicamente sobre su consumo de drogas, declarando: «Me abrió los ojos … [y] me hizo un mejor, más honesto, más tolerante miembro de la sociedad.»268​ Demostró ante el público su postura sobre el cannabis en 1967, cuando él, junto con los otros Beatles y Epstein, agregaron su nombre a un anuncio de julio en The Times, pidiendo su legalización, la liberación de los encarcelados por posesión, y la investigación sobre la marihuana para usos médicos.269​

    En 1972, un tribunal sueco multó a McCartney con 1000 £ a causa de posesión de cannabis.[cita requerida] Poco después, la policía de Escocia encontró plantas de marihuana creciendo en su granja, lo que llevó a su condena por cultivo ilegal y una multa de 100 £ en 1973.[cita requerida] Como resultado de sus convicciones sobre las drogas, el gobierno de Estados Unidos le negó en repetidas ocasiones una visa hasta diciembre de 1973.270​ Detenido de nuevo por posesión de marihuana en 1975, en Los Ángeles, Linda asumió la responsabilidad, y el tribunal pronto desechó los cargos. En enero de 1980, cuando Wings volaban a Tokio para una gira por Japón, los funcionarios de aduanas encontraron aproximadamente 200 g de cannabis en su equipaje. Arrestaron a McCartney y lo llevaron a una cárcel local, mientras el gobierno japonés decidía qué hacer. Después de diez días, lo liberaron y lo deportaron sin cargos.271​ En 1984, mientras McCartney vacacionaba en Barbados, las autoridades lo arrestaron por posesión de marihuana y lo multaron con 200 dólares.270​ A su regreso a Inglaterra, declaró: «El cannabis es […] menos nocivo que ponche de ron, whisky, la nicotina y la cola, todo lo cual es perfectamente legal […] no creo […] [que] yo estuviera haciendo daño a nadie en absoluto.»272​ En 1997, habló en apoyo de la despenalización de la droga: «La gente está fumando marihuana de todos modos y convertirlos en criminales es un error».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Radio Passion