PLÁSTICO MARINO. Por Anghela Toledo

EL INICIO DE UNA EXTRAÑA Y CASI INDESTRUCTIBLE ESPECIE ACUÁTICA

Por Anghela Toledo

La tortuga se retuerce de dolor. Sus pequeñas aletas se mueven lentamente, sus ojos saltones parpadean con desesperación, el pobre animal no comprende que es lo que está pasando ¿por qué siente tanto dolor?, su cuerpo gime, son sonidos lastimeros y adoloridos. Por su nariz, empieza a correr un hilo rojo, es sangre. Inmovilizan sus aletas, el animal abre la boca, intenta gritar pero no le sale el sonido. Las personas a su alrededor, sujetan su rostro, lo examina,  lagrimean dolientes sus ojos, en su nariz tiene atascado un elemento muy extraño, parece un palillo. Cogen una pinza, intentan sacarlo, sus ojitos lagrimean dolientes, en sus pupilas se refleja el miedo, la desesperación, ¿quiénes son?, ¿por qué lo hacen? El tiempo se hace interminable, los segundos parecen horas, han pasado menos de 7 minutos  lo que sea que tiene dentro aún no ha salido, el dolor y la dificultad para respirar sigue latente, el animal aún sigue lamentándose

En el 2015, se hizo viral un video de 8 minutos. Dentro de un barco en aguas costarricenses, un biólogo intentaba extraer, con las pinzas de una navaja multiusos, un sorbete de plástico que una tortuga tenía atascada en una fosa nasal.

En el Perú, el río Rímac casi ya no tiene peces, la existencia de camarones fue solo una fantasía y el 85% de su biodiversidad ha muerto. Recuperar sus aguas costaría más de US$4 mil millones y tomaría de diez a veinte años. Sus aguas poco a poco dejan de ser  cristalinas, adquieren tonalidades ocre, rojizas y hollín.

¿En qué momento el mar se convirtió en el basurero del mundo?, ¿sería esa una interrogante apropiada?,  o sería mejor preguntar en que momento el ser humano  pensó que el mar era una especie de agujero negro, que podía tragar todo lo que se tiraba y por arte de magia lo desaparecía. ¿En qué momento la innovación y practicidad nos volvieron seres de plástico de un solo uso pero de más de 200 años de contaminación?

Desde niños nos han enseñado que si compras una galleta, la envoltura no la botas al piso, la guardas y lo desechas en un bote de basura en el color correspondiente, ¿qué pasó con esa educación? ¿Es  difícil distinguir los colores, o ahora el daltonismo es el nuevo coronavirus?

He recorrido la playa más de una vez, antes solía encontrar pequeños moluscos (…) buscaba almejas y conchas, a mi madre le encantaban.  Ha pasado más de 40 años, aún recorro la playa pero… es diferente, donde antes existía vida solo hay basura, donde antes se podía respirar el agudo olor a pescado, solo se respira contaminación…  a mi edad uno pierde el gusto, la vista, hasta los recuerdos (…) En mis fotos el mar es azul, hay pequeñas tortugas en esa playa, cuando remojaba los  pies se enredaban pequeñas algas. Ahora no hay eso…  Benita, 85 años

Miles de testimonios pueden describir el estado de los mares, lagos, lagunas, ríos y toda fuente de agua, el grado de contaminación se ha convertido en un problema magnánimo.

Este no solo afecta a las personas, sino a todo ser vivo que habita en el mismo espacio.

CANGREJO ENREDADO EN MASCARILLA

Los residuos plásticos como sorbetes o aros de plásticos de botellas de latas lastiman físicamente a los animales. Un caso se dio a conocer a finales de septiembre, cuando  un grupo de ambientalistas  de la Opération Mer Propre (OME), grabó un video en las profundidades del mar. En las imágenes se puede visualizar a un cangrejo, que se desplaza por el mar, en una de sus tenazas tiene  una mascarilla, la cual arrastra. Uno de los ambientalistas lo levanta, y el animal nada desesperado tratando de zafarse de aquel objeto que se enreda más en su cuerpo.

El video completo está en la página de Facebook de la Opération Mer Propre.

En diciembre de 2018 entró en vigencia la  Ley Nº 30884, Ley que regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables; sin embargo con la pandemia por el nuevo coronavirus no se ha permitido una reducción adecuada.

En el mundo se han producido millones de productos de protección personal (EPP) para evitar el contagio del Covid 19; según un estudio, en la revista científica Environmental Science & Technology se calcula el uso de 129 mil millones de mascarillas y 65 mil millones de guantes en todo el mundo.

MICROPLÁSTICOS

Mascarillas, guantes, batas y otros equipos de protección personal, incluyendo envases y bolsas descartables, o derivados del plástico, llegan de diversa formas a los océanos, son trasladados por el viento, olvidados por turistas, niños, jóvenes, de toda edad, que consiente e inconscientemente olvidan que sus residuos afectan el ecosistema marino,

Millones de especies consumen pequeñas piezas de plástico, mejor llamados microplásticos, confundiéndolos con alimento, los digieren, les producen estragos de varios niveles en su sistema digestivo y finalmente mueren.

Shaleyla Kelez, especialista en biología marina y conservación y presidenta de EcOceánica, institución creada para conservar y recuperar los ecosistemas marinos del Pacífico Sudeste, con especial énfasis en los ecosistemas explica que el  plástico no puede ser digerido por los especies marinas porque cuando los consumen, les genera sensación de saciedad, por tanto, dejan de buscar sus alimentos y tienen problemas para escapar de sus predadores” (fragmento extraído del medio digital Rpp)

Por ese motivo, es esencial que las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, nacionales

y/o extranjeras, todos, promuevan prácticas ambientales que disminuyan el uso de los derivados del plástico, que fomenten el correcto tratamiento de la basura, optando métodos efectivos de eliminación. No solo enfocarse en charlas y cursos teóricos de reciclaje y cuidado ambiental, sino organizar a la población, desde los hogares y colegios, evitando la compra innecesaria del plástico, reemplazándola por materiales más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

El público en general debería usar mascarillas reutilizables y realizar su lavado y desinfección de forma rutinaria en sus hogares. Es innecesario para la seguridad personal y perjudicial para la salud planetaria usar guantes desechables para ir de compras, manifiesta Jodi Sherman, Directora del Programa de Sostenibilidad Ambiental de la Salud de la Universidad de Yale en los Estados Unidos” (Greenpeace)

Su destrucción está en nuestras manos, su salvación, también ¿Qué decides?

logo Radio Passion