Poesía de Isabel Garrido (España)

Un día de repente
me sentí pegada a tu cuerpo
como una secuencia lenta,
como una gota
húmeda y salada,
dilatando los recodos
de un camino de piel,
bañados en flujos y texturas.
Me ví cobijada en tu vientre
haciendo de tu sangre
el impulso de cada latido,
la inercia precisa
para demorarme en tu bálano
y parar el reloj de un jadeo.
Aún recuerdo con nitidez
cada milésima de segundo
cuando mis manos se anclaban en ti,
y a las yemas de mis dedos
les rebosaba tu carne imprecisa
convulsa, apretada por la sangre
emergiendo fuego,
el cuerpo parado
enajenado al reflejo del espasmo
y la contracción del orgasmo.
Aún recuerdo con precisión el sueño.

Isabel Garrido

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Radio Passion