¿HASTA DÓNDE TE LLEVA TU FUERZA INTERIOR?

María del Carmen Ventosa Zimmermann

MACAVZIM

¿Te has sentido bloqueado sin poder avanzar y entonces te ha entrado la duda del cómo seguir adelante si no sabes ni para dónde caminar?

Muchos hemos atravesado esos momentos en el que debido a las situaciones que vivimos podemos sentirnos deprimidos, cabizbajos o simplemente sin energía si quiera para imaginar algo que nos permita salir del bache, intentamos una cosa, buscamos alternativas y todo parece estar en nuestra contra, donde de pronto podemos preguntarnos, ¿qué me pasa hoy?, ¿acaso el mundo conspira contra mí?, y sin una respuesta clara y a la mano, intentamos darle la vuelta para que las cosas salgan bien, pero sin una mejora todo empeora, … posteriormente llegará un lapso de depresión momentánea donde al estar voluble pueden ocurrir una serie de sentimientos revueltos y encontrarte pensando constantemente de forma negativa, llorando por cualquier detalle que incluso ignores el porqué;  por ello, hay que aprender a reconocer esos momentos de oportunidad, donde en vez de volcar la película a blanco y negro sea siempre al color y  disfrutar de ellos en consciencia, para que puedas percatarte de tu verdadero sentir y de lo que está obstruyéndote en ese día, solemos percibir diferentes situaciones, objetos o momentos que fortalecen algún recuerdo o sentimiento que en ese momento molesta o duele, por lo que sentimos que se nos presentan con más frecuencia, como esas veces en que a tu prójimo le ocurren maravillas, que si hubieran sido en otro momento te alegrarían de igual manera, pero al estar vulnerable en ese instante podrías llegar a sentir que todo está en tu contra, y de pronto caer en el compararnos y juzgarnos fuertemente, es por eso la importancia de estar en consciencia para separar los acontecimientos ajenos de los tuyos, y no cargar con lo que no te corresponde.

Todo lo que vivimos no es bueno ni malo, simplemente ES, y es la oportunidad de aprender de uno mismo y de cada momento de sufrimiento para encontrar precisamente cuáles son los instantes felices en nuestra vida y poder visualizar y reconocer los éxitos en ella.

No es fácil reconocer un éxito cuando nos sentimos perturbados, pero si lográramos disfrutar, hasta de lo que creemos es lo más negativo que hemos pasado, entonces, lo que creemos positivo se engrandecerá al grado que nos podamos dar cuenta de que estamos llenos de pequeños y grandes éxitos en nuestras vidas, lo que sucede es que pasamos la vida equivocados, pensando en que un logro es crear una empresa millonaria, es subirte a un escenario con miles de fans a tu alrededor, ganar el premio nobel o un Oscar, talvez pensemos que el éxito es que los demás nos volteen a aplaudir y eso sólo ocurre porque en el fondo buscamos el reconocimiento ajeno, lejos de darnos nuestro propio reconocimiento, y entonces estamos esperando que la vida nos apremie y nos lo haga saber desde un altavoz.

La vida es maravillosa y también es muy corta como para estar sentados esperando el reconocimiento de otros, cuando si tan sólo logramos vernos en un espejo más allá de nuestras creencias limitadas, observando desde el ojo de nuestra infancia llenos de amor y aceptación, entonces habremos obtenido lo que buscamos, “el reconocimiento más importante, es el de nosotros mismos”, así que obsérvate, acéptate y empieza a amarte y a reconocerte como la persona maravillosa y perfecta que eres, porque la suma de todos estos éxitos reconocidos por nosotros mismos, son el resultado de que encontremos nuestra fuerza interior para salir adelante y tener un para qué de tu hoy y por ende de tu mañana.

Pregúntate qué te hace feliz y encuentra los momentos que te han hecho feliz, ¡esos, son tus éxitos en la vida!, todos estamos tan cerca de nuestra fuerza interior que sólo hay que aprender a escucharla y hacerle caso para dar los pasos que requieras dar para llegar a tu objetivo del día, del mes o de la vida.

Recordemos que la fuerza interior es la capacidad de “estar bien” a pesar de las adversidades, cuando sumas tus éxitos puedes encontrar la energía para seguir adelante en responsabilidad y perdón en medio de las dificultades. Esta se sostiene de la Resiliencia, del Sentido de la Vida y de la Autotrascendencia, todos y cada uno de ellos están en nuestras manos, si tu no permites que la resiliencia te empuje hacia tu supervivencia y te empape de confianza para llegar a ser perseverante y mantener un rumbo fijo, entonces en el primer doblez te vas a quebrar.

Si no nos permitimos reconocernos estar en consciencia y darle un significado a la vida para ir comprendiendo las circunstancias que nos rodean, entonces no podremos elegir  qué pasos dar para enfrentar los momentos desagradables y salir adelante y mucho menos para autotrascender  ya que para ello requerimos de ir más allá de nosotros mismos, conocer lo que hay dentro y fuera de ti para poner en perspectiva todo lo que nos ocurre y saber tomar las decisiones correctas y enfrentar incluso con una sonrisa las experiencias que creemos no son tan buenas, es expandir los límites personales para atravesar y asumir las dificultades con entereza.

Al reconocer nuestras capacidades y llevarnos a cada éxito obtenido, entonces nos daremos cuenta de que la fuerza interior siendo el resultado de todo esto, es quien nos ayuda a explayar nuestras capacidades y que siempre será la mejor herramienta para nuestras vidas, porque muchas veces de ella depende el superar las adversidades, tener esperanza y seguir adelante con una buena actitud.

¿Cómo podemos saber si nuestra fuerza interior es grande y está activa?

Primero que nada, seríamos de esas personas que toman las riendas de sus vidas asumiendo sus responsabilidades sin ser víctima y culpar a los demás por sus problemas,

Te concentrarías prácticamente en lo bueno de la vida, dígase en lo que importa de verdad sin distraerte con los pequeños detalles insignificantes, donde de algo pequeño podría tornarse en un mar de amargura, por lo que seguramente al no hacer caso a esas cosas nos enfocaríamos en nuestros objetivos en tu energía para llegar a tus metas, sin estar martirizándote por no lograrlas en el momento que tú lo deseas, también siendo perseverante, por lo que en ti no estaría la queja de nada, sino al contrario, en vez de sentarte a llorar bajo el árbol de tus problemas, buscarías la forma de volver al camino, ¿has escuchado la frase de … “detrás de las nubes está el sol”? bueno pues tu buscarías la forma de mover esas nubes porque sabes, qué viene después, por lo que serías capaz de adaptarte a las circunstancias sin importar lo que viniera con ellas.

En el momento en el que trasciendes no sólo crece tu confianza sino que dejas atrás el pasado utilizándolo únicamente como información para empoderarte, aprenderías de todas las situaciones y por ello sabrías que tu única competencia, eres tú mismo, por lo que no pretenderías impresionar a nadie con tus logros, simplemente los usarías como tu motor de motivación y energía personal y sabrías agradecer de cada huella en tu vida, cada instante vivido siendo agradecido a la vida en todo momento y por ello vivirías en paz y lista para cualquier eventualidad que llegará a ella.

Debemos aprender a conectar con nuestro ser divino, para mi es “Dios”, quien me guía, acompaña y sostiene en todo momento, el orar el meditar el disfrutar de su creación me permite reflejar y encontrar el ser maravilloso que soy y los éxitos y momentos felices que he vivido, que muchas veces aún sin ser reconocidos, con sólo su presencia los hago parte de mi motor para sacar la fuerza interior que llevo dentro.

¿Y tú conoces tu fuerza interior?

FRASE DEL DÍA

“No se necesita tocar fondo para sacar tu fuerza interior, sólo aprende a reconocer tus éxitos sin importar lo grandes o pequeños que sean y entonces bastará con sumar cada uno de ellos para darle sentido a tu hoy y encontrar el para qué de mañana”.

MACAVZIM

*Este es el Rincón del Pensamiento, donde te trasladamos del corazón a la razón, te invito a sintonizarnos todos los miércoles a las 9:00 am y repeticiones los sábados a las 2:00 pm por RadioPassionUS.

logo Radio Passion